Making the Move – Spanish


La leche es una gran fuente de nutrientes esenciales que los niños necesitan para crecer, y se recomienda que la mayoría de los niños pequeños beban leche entera hasta que tengan alrededor de dos años. Si es hora de hacer la transición de entero a 1% o descremado, aquí hay algunos consejos útiles para que la transición sea más fácil para su hijo.